Nuestro modelo más tradicional, la Espardenya, era la auténtica alpargata española clásica plana hasta la llegada de la vulcanización a finales de los años 50, cuando se inventó un proceso que permitió que el caucho natural se volviera más duradero y elástico. En 1952 una fina capa de caucho natural se fundía a la base de la suela para aumentar la durabilidad. Hemos mantenido viva la espardenya tradicional clásica para los puristas. La suela ligera es tornada a mano, permitiendo así que el pie se aere aún más con este modelo original, cómodo y atractivo.